Secretos de la NÓICPECREP: Percepción en 3D

Niño con lentes 3D

Bela Julesz demostró mejor que nadie que vemos con dos ojos y no con uno. El mundo es tridimensional, mientras que la proyección de ese mundo es bidimensional, por tanto, de algún modo nuestro sistema visual debe recuperar la tercera dimensión. ¿Cómo lo hace? Mediante una serie de indicios que se dividen en dos grandes grupos; monoculares y binoculares.

Dentro de los monoculares están los pictóricos; utilizados en la pintura para reflejar la profundidad. En este primer post sobre percepción mi intención es dar unas pinceladas generales sobre la percepción en 3D, por  lo que no entraré en un análisis sobre ellos.

Los indicios pictóricos son; Superposición, Altura relativa,  Tamaño relativo, o la Perspectiva lineal, el Sombreado, la Perspectiva aérea, y el Gradiente de textura.

Indicios monoculares no pictóricos son la Acomodación, el Paralaje de movimiento, y  la Supresión.

(Para su explicación pueden ver el siguiente Slideshare a partir de la diapositiva 60)

 

Hipótesis de la disparidad binocular

Nuestros ojos están separados por centímetros, por lo que cuando vemos un objeto, lo vemos desde ángulos ligeramente distintos. Esa diferencia es la clave que utiliza nuestro ordenador intracraneal para interpretar la tercera dimensión. Las técnicas para ver en 3D, simplificando mucho, se basan en este principio, como por ejemplo crear dos imágenes idénticas superpuestas, una desplazada ligeramente sobre la otra. Una imagen se tinta de rojo y  la otra de verde, al visionarlas con unas gafas que dispongan de una lente roja y otra verde, percibiremos cada una de las imágenes por diferentes ojos, engañando así a nuestro cerebro. Seguro que muchos recuerdan aquellas imágenes en 3D que venían en las cajas de cereales, con sus correspondientes gafas con una lente de cada color para poder visionarlas.

Nuestro cerebro está computando constantemente la disparidad binocular, y en función de esto interpreta la distancia. Si la disparidad binocular es intermedia, tenemos sensación de profundidad, pero si la disparidad binocular es muy grande, tendremos visión doble.

El sistema tiene sus fallos, como la ilusión del Sol y la Luna, que se perciben del mismo tamaño a pesar de que el Sol es cuatrocientas veces más grande que la Luna, pero nuestro sistema perceptivo no sirve para distancias tan grandes.

Aquí pueden leer un buen artículo sobre la visión binocular en las personas

Opina

*

Blog personal Miguel Molina Alen | Psicología, Marketing, Actualidad TIC

Utilizamos cookies para ofrecer mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies