¿Por qué Android no permite cambiar la fecha al año 2038?

 Efecto Y2K38 reactancia.comEs probable que hayas  leído anteriormente que el año 2038 será el fin de los ordenadores. Igual que sucedió con la llegada del año 2000 y el famoso efecto Y2K,  si nadie lo impide, a las 3:14 de la madrugada del 19 de enero del 2038 se producirá un caos informático, bautizado como el efecto Y2K38. Este efecto es el culpable de que no puedas cambiar el día de tu teléfono Android más allá de esa fecha. ¿Quieres saber a qué se debe esto? Sigue leyendo.

La mayoría del software que existe se basa en sistemas UNIX,  los cuáles utilizan un sistema de representación del tiempo basada en POSIX (Portable Operating System Interface, la X es en referencia a UNIX).  Para aquellos que no estén muy metidos en el mundo de la informática, comentar que  UNIX es un sistema operativo, como lo es el famoso Windows, pero UNIX es mucho más antiguo, se desarrolló en 1969 y hay muchos sistemas basados en él, como Linux, Mac-Os X, o el propio Android, que está basado en un  núcleo de Linux. Digamos que UNIX es el gran padre.  Ahora que sabemos que la mayoría del software que conocemos hoy en día deriva del sistema UNIX, veamos cuál es el problema.

El sistema de representación del tiempo que utiliza nuestro amigo UNIX, se basa en contar las segundos transcurridos desde el 1 de enero de 1970 a las 00:00h. El problema viene de que el sistema utiliza un valor entero con signo de 32bits para guardar el dato de los segundos, por lo que tiene un límite de memoria, y sólo puede contar entre el rango de cifras -2.147.483.648 y 2.147.483.647. Cuando el contador alcance los a 2.147.483.647  segundos, serán las 03:14:07 del 19 de enero de 2038, al siguiente segundo el contador sobrepasará su límite y comenzará a contar desde el siguiente valor, es decir restará 2.147.483.648 segundos a la fecha 1 de enero de 1970, por lo que los ordenadores creerán que están en el año 1901. Para corregir esto, la arquitectura de los sistemas operativos ha comenzado a migrarse a 64bits, lo cual hace desaparecer el problema, ya que el nuevo límite del contador de segundos se fijaría para dentro de 2,90 billones de años, más de doscientas veces la edad del universo, y para esa fecha, ¿Quién puede aventurarse si existirá algo similar a lo que ahora conocemos?

Espero vivir el año 2038, y creo que al ritmo que evolucionan las nuevas tecnologías, por esa fecha, ya nadie recordará el famoso efecto Y2K38, es probable que ni siquiera yo recuerde haber escrito este post, ni ninguno de vosotros haberlo leído, porque así de caprichosa es la memoria humana. Sin embargo, quiero pensar, que alguien si lo recordará, y esbozará una sonrisa pensando en esas triviales preocupaciones que teníamos allá por el 2013.



Comentarios

  1. Dani el Grande dice:

    No tiene gracia. Al precio que están, no me podré comprar un nuevo android hasta dentro de dos siglos. Me va a pillar -3-

Opina

*

Blog personal Miguel Molina Alen | Psicología, Marketing, Actualidad TIC

Utilizamos cookies para ofrecer mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies