Algunas claves para ser más felices

claves-para-ser-mas-felices

Hace tiempo publiqué un post titulado “Decálogo para ser un poco más felices”, hoy quiero añadir algunas cosas más. Antes de leerlas, debemos estar convencidos de que nosotros somos los programadores de nuestras vidas, ser felices y aprovechar el tiempo que estemos vivos es nuestra responsabilidad.

“Nuestra vida no se nos ha dado hecha, nosotros la vamos fabricando”

 Sé flexible; cambiar de opinión no te hace débil, te hace más fuerte. Hay personas que prefieren tener la razón a ser felices. Tu cerebro te pedirá que no cambies, cambiar algo supone activar un nuevo circuito neuronal, cambiar implica más energía que seguir haciendo lo mismo, y nuestro cerebro “es vago”, tiende a ahorrar energía.

Imagina que te sientes triste habitualmente. Has ido al médico y te ha recetado un antidepresivo. Al principio creíste que sería la solución, pero tras un tiempo estás igual de triste, ya ni siquiera tomas las pastillas. Un amigo te ha recomendado que acudas a un psicólogo, pero “no crees” en los psicólogos, y llevas veinte años no creyendo en ellos. Podrías tratar de poner a prueba tu creencia y acudir a un psicólogo, eso implica hacer algo nuevo, decirle a tu cerebro que quizá haya que cambiar la creencia que lleva veinte años establecida en tu cabeza, y tu cerebro, que es vago, dice ¿para qué cambiar?. Piensas que si llevas veinte años creyendo algo tiene que ser verdad. Te sientas en tu sofá y te resignas a estar triste, por no cambiar.

Otro ejemplo. Cuando aparecieron los primeros teléfonos con pantalla táctil, muchos creyeron que no eran para ellos, que las teclas estaban bien, eran más cómodas y era a lo que estaban acostumbrados. Cambiar suponía un esfuerzo y se resistían al cambio, ahora se preguntan por qué no cambiaron antes.

Ser flexibles es una de las mayores virtudes, sabemos que cualquier cambio nos va a costar y que nuestra primera reacción va a ser no. Quedarnos con lo de siempre es lo más fácil, y es lo que nuestro cerebro quiere. Superemos eso, para mejorar hay que cambiar, para evolucionar hay que cambiar, el siglo XXI es de los más flexibles.

Nadie puede ser esclavo de su identidad: cuando surge una posibilidad de cambio, hay que cambiar.” Elliot Gould

Haz ejercicio físico; Las personas que hacen deporte regularmente disminuyen las probabilidades de sufrir depresión, sufren menos dolores difusos, aumentan su autoestima, su capacidad sexual, la capacidad de concentración, su tolerancia al estrés, etc. ¿Sufres ansiedad? El mejor ansiolítico que conozco es salir a correr. Si llevas años de sedentarismo el primer día supondrá un esfuerzo, como cualquier cambio, pero la recompensa merece la pena, y una vez adquirido el hábito se convertirá en la droga más potente.

Practica la gratitud; Agradecer nos convierte en personas más felices. Es una costumbre que cada vez se  practica menos en nuestra sociedad, recuperemos el agradecimiento.

Aprende a perdonar; Perdonar no repara el daño, pero sirve para liberarnos a nosotros mismos. Vivir con rencor es castigarnos a nosotros. ¿A quién le hace feliz guardar rencor? “La ira es un veneno que uno toma esperando que muera el otro.” W. Shakespeare

Ser feliz no es un don innato, a ser feliz se aprende. Hay personas felices que piden en la calle, e infelices conduciendo un Ferrari. No podemos culpar a nuestras circunstancias de la infelicidad en nuestras vidas. Hagamos aquello que está en nuestra mano para ser un poco más felices.

Comentarios

  1. MARIA IGLEESIAS MOLINA. dice:

    es molt interessant i fa molt que pensar .
    m’ha agradat

Opina

*

Blog personal Miguel Molina Alen | Psicología, Marketing, Actualidad TIC

Utilizamos cookies para ofrecer mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies